Reseña histórica de los viajes de la Sra. María Esperanza

“Cumpliendo la voluntad de Dios” en 2001

En marzo, la Santa Misa en la residencia de la Flia. Kyle concelebrada por los Padres: Cadmus Mazzarella y James Sauchelli, Nueva Jersey, EE.UU.


La principal razón de la visita a los Estados Unidos de América, específicamente a los estados de Nueva York y Nueva Jersey en los meses de febrero y marzo de 2001, fue por motivos médicos, tanto de la Sra. María Esperanza de Bianchini, como de la Sra. María Coromoto Bianchini de Marrero. Sin embargo, las amistades de la familia apenas supieron de la visita de la Sra. María Esperanza organizaron diversas reuniones con familiares y amigos en sus residencias, restaurantes y no podía faltar encuentros en la Casa de Dios. Es por ello, que la Sra. María Esperanza visitó las Iglesias: Santa Caterina de Siena, Nuestra Señora del Buen Consejo, Santa Margarita y Saint Tomas Moore.

Fue así como se estrecharon las relaciones con sus hermanos en Cristo: la familia Crimi, los esposos Kyle y los esposos Miller; y sobre todo con sus bienamados sacerdotes, los Padres: Casimir Milewski, James Sauchelli y Cadmus Mazzarella.

En agosto, la Sra. María Esperanza volvió a Estados Unidos para nuevos exámenes médicos, ya que su condición de salud así lo exigía. Para esta ocasión, el Sr. Crimi organizó un hermoso encuentro de la Sra. María Esperanza y su familia en el Convento de San José en Totowa, hogar para ancianos de las Little Sisters of the Poor. El día era un jueves, y la fecha el 23 de agosto, fue entonces cuando le habló a todas las personas mayores y a las monjitas; entre ellas, hubo un doctor que tenía cáncer en la garganta que se había curado, y un señor que tenía una llaga por la diabetes que se le redujo, según testimoniaron, gracias a sus oraciones.

El 26 de agosto la Sra. María Esperanza viajó a la ciudad de Rochester en Minesota para realizarse varios exámenes médicos en la Clínica Mayo donde los doctores finalmente le confirmaron el diagnostico de Mal de Parkinson.

En septiembre, en St. Joseph’s Home for the Elderly celebrando los 100 años de la presencia de la congregación Little Sisters of the Poor en Nueva Jersey, EE.UU.


De regreso en Nueva Jersey, el 9 de septiembre hubo otro encuentro con la congregación Little Sisters of the Poor para la fiesta aniversaria de los 25 años del hogar para ancianos St. Joseph’s Home for the Elderly y los 100 años de su presencia en el área. Tal ocasión se celebró con la Santa Misa concelebrada por los Padres: Frank Rodimer, Peter Gerety, Paul Bootkoski y Charles Mc Donnell, un recorrido por todo el convento y una deliciosa cena.

Al día siguiente, el lunes, 10 de septiembre los esposos Kyle llevaron a la familia Bianchini al Bronx, para una cordial reunión con el Padre John LoSasso, miembros del convento y la comunidad parroquial. Al llegar, desde la oficina del Padre, la Sra. María Esperanza conversó con los hermanos franciscanos, las hermanas y amigos del Padre durante cinco horas seguidas. Luego, en la Iglesia Immaculate Conception hubo la celebración de la Santa Misa, que fue seguida por una rica cena a las 12:00 de la noche, regresando a Nueva Jersey a las 3:00 de la mañana.

El Señor permitió por razones que sólo Él conoce que la Sra. María Esperanza estuviera en la zona, cuando el 11 de septiembre de 2001 fueron derribadas las Torres Gemelas de Nueva York. Ese día, para ella y su familia, fue un día de oración, meditación, tristeza y recogimiento, por lo que desde el cielo recibió bellos mensajes consoladores y reveladores. En relación con este evento, varias personalidades le pidieron luces sobre lo ocurrido y el 14 de septiembre, la Sra. María Esperanza tuvo una entrevista telefónica con el Sr. Michael Brown para su periódico en línea Spirit Daily.

Dios escribe derecho con renglones torcidos. Aunque sean momentos de confusión – como la que atravesó el pueblo estadounidense para esos momentos – el Padre siempre se vale de sus instrumentos para llevar reconciliación y paz a las mentes y corazones, no obstante la propia salud de sus mensajeros. La Sra. María Esperanza, pese a su enfermedad, siempre veló por aceptar, cumplir y transmitir la voluntad de Dios en toda circunstancia, buscando por todos los medios llevar a sus hermanos al redil del Padre en unidad fraternal.

1991 - 1993 - 1994 - 1995 - 1996 - 1997 - 1998 - 1999 - 2000 - 2001 - 2002 - 2003 - 2004